IMPOSICIÓN DE MANOS

Sanación por imposición de manos en Tenerife


Podría decirse que la imposición de manos existe desde que el mismo origen del ser humano y, más aún, desde que existen las manos. Todos los mamíferos alivian de alguna forma el dolor de sus congéneres. La mayoría lamiendo la zona afectada. Lamer es también una forma de ofrecer cariño o cuidado.



Con la mano sucede lo mismo. El mero hecho de posarla sobre una zona tensa o dolorida, alivia. También la caricia sana, pues reduce el estrés del organismo y en estado de relajación el cuerpo se restablece. Nuestros antecesores usaban ya sus manos para el cuidado.

la imposición de manos se realiza sin intención y en estado meditativo

La herida de un niño cuando cae requiere, para ser sanada, la calma de los padres. Este estado de calma es el que cura, pues como ya he dicho, en estado de relajación es más fácil que el cuerpo se rehabilite o tome tiempo en su autocuidado.



A nivel terapéutico, el empleo de esta técnica vibracional transmite al paciente una vibración muy débil y, a más calmado y presente está el facilitador, más suave es esta vibración.

caricia - cuidado

En estado de quietud total, la sanación puede resultar incluso "milagrosa" pero, en realidad, se está dotando al organismo del paciente de la oportunidad, muy infrecuente, de tener tiempo para sí.



Si se tiene en cuenta que la enfermedad es mayoritariamente un modo de estrés, cansancio o sobreexposición, la sanación requiere quietud. El verdadero milagro es lograr esta.

imponer las manos es propiciar el estado de quietud

PRÓXIMA ENTRADA

Terapia de visualización - Símbolos Reiki y apertura tercer ojo en Tenerife