CONSTELACIONES CHAMÁNICAS

Constelaciones chamánicas en Tenerife

Las Constelaciones chamánicas surgen de añadir elementos de sanación ritual o ancestral a las Constelaciones familiares.



Las Constelaciones familiares originalmente se sustentan en los órdenes del amor o leyes naturales que rigen los sistemas humanos: pertenencia, prioridad y compensación. En esta versión, se denominan también "movimientos del alma".

las Constelaciones familiares han evolucionado mucho en poco tiempo

En una segunda versión, la intervención del facilitador es menos teórica y más abierta a lo que sucede de forma espontánea o fenomenológica; dejando que sea la Consciencia universal la que ordene lo que está disarmónico y se las llamó "movimientos del Espíritu".



En ambos casos, su objetivo final o, si se quiere, su discurrir natural, es la reconciliación, el encuentro o la aceptación desde lo más profundo del corazón. La apertura del sentimiento es, sin duda, su elemento principal.

Círculos de sanación en Tenerife

Por su parte, las Constelaciones chamánicas, que añadían elementos muy variados de medicina tradicional, terminan acogiendo cualquier forma terapéutica o de sanación que pueda surgir durante el encuentro.



En efecto, desde que se añade el adjetivo "chamánico" a algo, ya no puede ser encuadrado en una técnica u otra; pues, mientras que la medicina moderna se compone de especialidades, la tradicional es holística y consiste en un crisol de posibilidades que se desarrollan según la inspiración y el conocimiento de cada facilitador.

las Constelaciones chamánicas abren innumerables posibilidades de intervención

Durante una Constelación chamánica es posible, por tanto, asistir a cantos sagrados, rituales con elementales, órdenes del amor, diálogos de comprensión, movimientos energéticos, espacios para la liberación emocional o incluso sanaciones corporales.



Las Constelaciones, realizadas en grupo, pueden asimilarse a un círculo de sanación, donde cada participante ocupa un lugar y desde él contribuye a la curación individual y de la totalidad. El facilitador, por su parte, es el "maestro de ceremonias", que canaliza la energía del grupo para llevarla a buen puerto.

PRÓXIMA ENTRADA

Técnicas de liberación emocional en Tenerife