Despertar: Matrix, Ideología y Desprogramación

Reflexiones filosóficas 7 - Soledad González Silgo

Lo que llamamos "sistema" o "matrix", en el mundo de las terapias alternativas y la espiritualidad, fue denominado por Karl Marx, hace ya siglo y medio, ideología.



En su análisis del Capitalismo, este filósofo distinguió entre la infraestructura o sistema económico y la superestructura o sistema ideológico. Unidos forman un modo de vida o modelo de producción de medios materiales e ideas.



La superestructura incluye la religión, la política, la legalidad, y las normas morales y sociales. Y éstas a su vez dan cobertura a la infraestructura, medios materiales de producción o sistema económico.



Dicho de otro modo, existe un entramado de ideas que permite que el modo de vida general en el que vivimos se sostenga. Y este entramado se puede llamar, a secas, "ideología"

Karl Marx

Karl Marx

No estoy hablando aquí de política. En el mundo actual, la ideología de los diferentes partidos políticos se incluye en otra más genérica y omniabarcante. Es decir, la ideología del sistema actual de vida es algo mucho mas amplio, compartido por los diferentes partidos políticos.



Tampoco hablo del Capitalismo. Existen ideas que hoy están establecidas como ciertas y que provienen de mucho antes de su inicio.



Marx dijo que toda ideología era falsa ideología, es decir, todo sistema de ideas es algo permanente e impide la movilidad natural de la vida. Más aún, da cauce a un modo de vida concreto, fuera del cual las personas no imaginan cómo se puede vivir.


La mayoría de las personas creen que el modo de vida que llevan es el único posible. Esto es ideología.

La matrix o sistema ideológico es lo que separa al hombre de la realidad

Hay muchos ejemplos posibles: el cientifismo, la institución de la familia o el trabajo como medio de vida, son tres de los más llamativos.



Sin embargo, la cuestión es que, veamos como veamos el mundo, siempre es a través de unas ideas; y esto, en sí mismo, impide que la vida se desarrolle según su propio impulso. Pensar que la vida o las cosas son de un modo determinado impide que cambien.



Esta fijación de ideas también la denunció Platón en el siglo V a.C. En su Mito de la Caverna, describe un mundo en el que los seres humanos están programados en unas formas o conceptos fijos y, cuando alguien sale de la caverna y vuelve contando que existe otra realidad, más real, no intervenida por esas formas, nadie le cree.



A este alguien que escapa a la ideología, o también programación, se le llama, en el mundo de las terapias alternativas y la espiritualidad, "estar despierto".

"Alegorías de la Caverna" de Platón

Alegoría de la Caverna

Estar despierto es hallarse fuera de un sistema ideológico cualquiera. No superar uno y sumergirse en otro diferente, sino poseer una relación inmediata con la realidad tal cual es, sin formas, conceptos o ideas.



Despertar no es luchar contra la ideología mayoritaria buscando otra diferente, sino asumir que la vida es cambiante y permitir su propio impulso de movimiento a través de uno/una mismo/a.



Por tanto, el sistema o la matrix no es algo contra lo que luchar, sino más bien, quien lo desee, algo que extirpar del propio sistema heredado y compartido de juicios y creencias.



Despertar no es algo que tenga que ver con otros. En realidad se trata de una salida individual del sistema de ideas, cualesquiera que éstas sean, sobre las cosas y las personas. Es ausencia de juicio sobre la realidad.