Padres, madres, hijos/as

crecimiento personal 5

Si eres hijo o hija observa esto:


Tus padres te dieron la vida. Agradécelo, ese es el mayor tesoro. Lo demás que te quieran dar es un regalo. Pero no creas que tienes que dar las gracias también por eso. Es una elección libre por su parte. Podrían no haber estado.


Si se han "sacrificado mucho" y te lo hacen saber, recuérdales que su mayor deber era no abandonarse a ellos mismos.


No trates de devolver nada. No les debes nada. Ellos eligieron. Toma lo que te den y acepta también que no te den. Cada persona es un mundo. No tienes derecho a exigir más. Sólo acepta.



Seas padre o madre, hijo o hija, date cuenta:


El mejor modo de relacionarte es ser tú feliz. Si tus hijos te sienten realmente feliz entenderán todo lo que hagas, sea por ellos o no. Si tus padres te ven feliz también terminarán entendiendo.


El amor no existe sin respeto a la libertad individual. Y esto vale para todos/as.



Si eres padre o madre ten en cuenta lo siguiente:


Tu hijos forman parte de ti. Tal como los tratas a ellos te tratas a ti. Puedes elegir darles todo lo que tienes o no darles nada en absoluto. Ya les diste la vida y ese es el mayor tesoro. Así que está en tu mano decidir cuánto quieres compartir con ellos y, sobretodo, cuanto tiempo. En esta decisión lo más importante es que no dejes de ser feliz tú.


Todo lo que aportes de más a tus hijos los ayudará en la vida; pero será lo que les des, lo que les regales, el amor que les tengas, de verdad. Si te comportas con ellos desde la obligación mejor déjalo, eso no sirve. Tus hijos seguirán tu modelo, no tus consejos. Y un padre o una madre que se obliga a sí mismo/a no para de dar consejos de obligatoriedad.

PRÓXIMA ENTRADA

crecimiento personal 4